LABORATORIO INTELIGENCIAS MULTIPLES. 8º ENCUENTRO. EXISTENCIAL Y LINGÜISTICA

Gracias a la Scuola Materna Nido Il Girasole, estamos realizando unos talleres de Inteligencia Múltiple con niños de entre 4 y 6 años. Puedes conocer más sobre las Inteligencias Múltiples y el primer encuentro aquí. Para ver el resto de los encuentros visita la pagina general del blog. 

La teoría de las Inteligencias Múltiples, de Howard Gardner, nos habla no de una, sino hasta nueve tipos de Inteligencia (hasta ahora, visto que está individualizando nuevas):
– naturalista
– lógico – matemática
– Espacial
– corporal – cinestésica
– Músical
– interpersonal
– intrapersonal
– Lingüística
– existencial

OCTAVO ENCUENTRO. INTELIGENCIA EXISTENCIAL Y LINGÜISTICA

Es la inteligencia trascendente, cósmica, le preocupan las preguntas existenciales.
La inteligencia existencial aborda el aspecto más cognitivo de la espiritualidad, es la capacidad de ponerse en relación con los aspectos más extremos del cosmos, como el sentido de la vida y la muerte, el destino final del mundo físico y psicológico.

La clave de este entendimiento es la inclinación de los seres humanos para hacer preguntas fundamentales acerca de la existencia. Por ejemplo: ¿quiénes somos? ¿Por qué existimos? ¿Por qué morimos?. Todos los niños hacen estas preguntas a través de palabras, juegos, mitos, supuestos, y muchos de nosotros también nos hacemos las mismas preguntas.

El niño con inteligencia existencial, es el niño de un millar de preguntas y su curiosidad no tiene límites. Nunca se cansa.

Su cerebro se enciende con una pregunta existencial, y permanece encendido para encontrar más preguntas y aprender cosas nuevas.

La inteligencia existencial va más allá de la conducta espiritual, y no tiene el peso moral de la espiritualidad o la religión.

Al estimular esta inteligencia podemos:

  • Trabajar en las aspiraciones profundas e íntimas.
  • Trabajar en la creación de ideales de vida.
  • El auto-conocimiento.
  • autoconcepto.
  • Trabajar en una visión de la vida y de la realidad de integrar, conectar, trascender y dar sentido a la existencia.

Hablamos de los filósofos, escritores, neurólogos, quizá algún astronauta que se hizo estas preguntas, etc.

Con respecto a la inteligencia lingüística, la hemos visto a través de todas los encuentros, pero sobre todo en los últimos 3, con nuestro “Círculo de la Palabra”. Hoy leemos “El árbol de la escuela” (L’albero della scuola). Los niños se han quedado de verdad encantados con esta bella historia che nos habla de como, además de alimento, aire y agua, para crecer sanos necesitamos tantísimo amor.

Hemos estado casi todo el tiempo en el jardín, visto que hacía mucho calor, y habíamos programado actividades con el agua.

Actividad: Todos conectados. 

Formamos un círculo, cada uno con un vaso de plástico en las manos. El primer vaso se llena de agua hasta el borde.

En la vida todos estamos conectados, algunos dicen que por un hilo invisible que nos une a todos. Estos vasos se asemejan a una cadena de vida, una cadena de neuronas, donde cada uno de nosotros influye en los demás.

La idea de la cadena es: “Yo estoy conectado a ti, y tú a mí”

El primero deberá pasar el agua al vaso de su compañero sin derramar una gota. Observamos la cantidad de agua que llega al final de la cadena y cómo.

Cada vaso fue llenado con algo diferente: brillantes, confetti, colorantes alimentarios de diferentes colores, perlas, purpurina … así que cada vez que se hacía un trasvase, como por magia, el agua era diferente cada vez, influenciada por lo que cada uno tenía en su vaso.

El último vaso de la cadena era muy diferente del primero.

Actividad. Volcanes de vida. 

Materialesi:
Vinagre blanco hasta la mitad del vaso.
2 cucharadas de jabón líquido, tipo lavavajillas
Colorante alimentario
Confetti, purpurina, brillantes para decorar.
1 cucharada de bicarbonato sódico.

Se mezcla todo en el vaso, excepto el bicarbonato, que se añade al final.

En la vida, no se puede estar quieto, la inmovilidad es practicamente imposible. Hay que hablar, escuchar, moverse, sentir. ¡Explotar la vida!
Los niños disfrutaron mucho. Para aquellos interesados expliqué la reacción química y los componentes. ¡Lo repetimos dos veces!.

Por último, en tubos de laboratorio los niños pudieron escoger y llevarse un pequeño recuerdo, un trozo de la escuela con ellos, bien para las vacaciones, bien como recuerdo (aquellos que cambian de escuela el próximo año).
Hubo un poco de todo: lápices de colores, confetti, gusanos, ciempiés, hojas verdes del árbol, ¡incluso un caracol! También hubo algún niño que optó por no meter nada, lo cual también fue respetado.

Como prometí en el último encuentro, lleve de nuevo los Story Cubes y jugamos un par de veces más. Podéis leer sobre los Story Cubes y su utilidad en la escuela aquí.

Actividades para estimular la inteligencia existencial: 

  1. Lectura de libros científicos y de mil preguntas: cómo están hechas las cosas, cómo nacemos, de donde venimos, qué hay más allá de la estrellas…
  2. Visita a museos de ciencias naturales, ciencias humanas, historia…
  3. Conectar las actividades de ciencias naturales con explicaciones sobre el sentido de la vida, a través de reflexiones, cuentos.
  4. Estos niños a menudo y muy pronto hacen preguntas sobre la muerte. Explicar con claridad y proporción a su edad, siempre con la verdad. Responder a sus preguntas sin ir más allá es la clave para seguir su ritmo. Buscar libros infantiles sobre el tema puede ser una gran ayuda. Con 4 años, la muerte es un concepto muy confuso y lejano. El niño entenderá mejor respuestas de tipo fisiológico: no se respira más, no se come nunca más, no se abren más los ojos…El “No” en esta ocasión puede servir para reforzar.
  5. Actividades de juego y deportes conectadas con preguntas existenciales: conexión entre seres humanos, vida…como las que hemos hecho hoy.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *