LABORATORIO INTELIGENCIAS MÚLTIPLES. PRIMER ENCUENTRO.

Gracias a la Scuola Materna Nido Il Girasole, hemos empezado unos talleres de Inteligencia Múltiple con niños de entre 4 y 6 años.

Gardner, psicólogo de Harvard, muy critico con las teorías existentes, al considerarlas simplistas y estáticas, y partiendo de los estudios realizados a niños dotados con diferentes capacidades intelectuales, consigue agrupar la existencia de diferentes aspectos relacionados con la inteligencia. A través de varias sesiones y actividades previstas, el niño tendrá la oportunidad de explorar, de una manera divertida, sus habilidades y capacidades, siempre ligado a la teoría de Howard Gardner sobre las inteligencias múltiples, que promueve no uno, sino nueve tipos de inteligencia (hasta el momento, visto que actualmente está individuando otras):

Tipos de inteligencias identificadas:
– naturalista
– lógico – matemática
– Espacial
– corporal – cinestésica
– Músical
– interpersonal
– intrapersonal
– Lingüística
– existencial

La inteligencia, así como el cerebro, la vida y el alma de la persona, no es una caja estanca y dividida en compartimentos, y es por eso que tampoco estos laboratorios lo son.

En esta etapa de la vida (3-6 años) los niños están descubriendo el mundo, tienen un gran deseo de aprender, conocer, tocar, experimentar, sentir, mirarse a sí mismos pero también a los otros, observar, comprender, oler …. todo desde un prisma egocéntrico (desde mi yo hacia fuera) centrado en el descubrimiento de sí mismos en el entorno que les rodea.
La teoría de las inteligencias múltiples nos dice que cada uno de nosotros somos inteligentes, pero de una manera diferente. Hace falta seguir nuestro propio camino.

Gardner, Montessori, Adler … todos ellos hablaron de la importancia de las ventanas de interés o períodos sensibles en la edad temprana (3-6 años), pequeños períodos de tiempo donde el cerebro del niño se centra en establecer ciertas conexiones neuronales relacionadas con un área concreta: lógica espacial, auto-conocimiento físico o emocional, el conocimiento de los demás, la observación…

El objetivo de este taller es doble:
1. que el niño intuya y comprenda que todos tenemos nuestras propias inteligencias, que necesitan ser desarrolladas e identificadas.
2. Divertirse al máximo. Si hay emoción, hay aprendizaje.

¿Qué aspectos habrá trabajado el niño al final de los talleres?

– Comprender que hay muchas maneras diferentes de ver, sentir, experimentar, aprender el mundo, y todas ellos son válidas y deben ser respetadas.
– Mayor conocimiento acerca de su ventana de interés en esta etapa.
– Autoestima.
– Mayor auto-conocimiento de sí mismo y de su mundo interior.
– Mayor auto-conocimiento de sí mismo en comparación con los demás y con el entorno en el que vivimos.
– Identificar las emociones de esta edad: ira, vergüenza, miedo, felicidad, el amor, la impaciencia, tristeza, aburrimiento, timidez, tranquilidad, la frustración, los celos, la sorpresa …
– Enfoque más positivo delante de otras personas que aprenden y hacen cosas de manera diferente a nosotros.

PRIMER ENCUENTRO. INTELIGENCIA NATURALISTICA E INTERPERSONAL.

La inteligencia naturalista es la última que incluyó Gardner en su clasificación. Es muy similar a la lógica matemática en términos de la capacidad de observar, clasificar, comparar, ordenar, encontrar secuencias y patrones. La inteligencia naturalista está interesada en los fenómenos concretos de la naturaleza. El aire libre, los animales, las plantas, la medicina. La sensibilidad a los hechos de la naturaleza, clasificación de los seres vivos, encontrar relaciones en los ecosistemas.

El niño en edad preescolar con inteligencia naturalista le gusta disfrutar del aire libre, es un coleccionista de insectos y animales. Observar el cielo, descubrir patrones de la naturaleza.
Su cerebro se enciende al aire libre en contacto con la naturaleza, y se mantiene encendido para aprender más. Él aprenderá mejor si trabaja en un entorno natural, explorando de los seres vivos, aprendiendo sobre las plantas y la naturaleza.

La hemos elegido para trabajar en primer lugar por una razón: Los niños desde el primer momento ya están estableciendo intuitivamente las conexiones y relaciones existentes entre la naturaleza, la tierra, todos los seres vivos, las emociones, que desarrollaremos a través del resto de las sesiones.

En primer lugar hablamos de lo que comen los seres humanos, a través del libro El Cuerpo Humano (The Human Body Susaeta.), Y hablamos de la gravedad necesaria para comer: “La gente come hacia abajo”:

Después hemos descubierto que las plantas comen de manera muy diferente a nosotros, y para entenderlo mejor hemos realizado un experimento. Los niños han  mezclado colorante alimentario con agua, donde han puesto tulipanes y rosas blancas.

Se tarda unas pocas horas antes de que los pétalos de las flores comiencen a teñirse con los colores del agua. Yo llevaba una flor ya teñida de casa. Nuestras flores además, estaban sedientas, porque llevaban unas horas sin agua antes de la sesión. (Las fotos son del día siguiente).
Pero los niños se dieron cuenta rápidamente de que las plantas sudan, transpiran como nosotros, pero comen diferente a nosotros, “las plantas comen hacia arriba.”
Para entender esto mejor hicimos otro experimento (por desgracia no tengo las fotografías) con el azúcar y descubrimos las propiedades de capilaridad de agua. Podéis verlo aquí. Los niños se volvieron locos con los terrones de azúcar tiñéndose rapidamente de azul.

Capilaridad (Acción capilar). Es la capacidad que tiene el agua de ascender en contra de la gravedad por pequeños tubitos, poros o capilares. La capilaridad  hace posible que las plantas transporten agua desde las raíces a las hojas,  que podamos llorar, que las esponjas sean absorbentes y también nos crea algunos problemas, como humedad en las paredes de la casa.

La capilaridad se debe a las propiedades de cohesión y adhesión del agua. El proceso empieza cuando las moléculas de agua se adhieren a las paredes de un tubito (adhesión). Esas moléculas, atraen a sus vecinas (cohesión) y el proceso vuelve a empezar. El resultado es el ascenso del agua por los poros o tubos. Seguirá subiendo hasta que la masa de agua sea lo suficientemente grande y pesada como para que la fuerza gravitatoria sea más fuerte que las fuerzas de adhesión y cohesión.

Luego hemos creado casas confortables para seminar nuestras judías, de manera que pudiesen llevarlas a casa y ver cómo crecen, cada una de manera diferente y única. Materiales:

  • Vasos de cristal de yogurt
  • Algodón
  • Agua
  • Judías
  • Rotulador permanente

Los niños eligieron, sin ningún tipo de juicio por parte del resto de la clase, la cara que querían pintar en su pequeña judía (feliz, enojado, sonriente, triste …). Cada niño se la llevó a casa. Esta actividad es una excelente herramienta para comprender el ciclo de la vida, y aprender acerca de las diversas partes de la planta.

Después, en dos vasos pusimos dos judías más:
La primera sin nada de agua: los niños eligieron una cara triste para ella.
Y otro vaso lleno de agua, donde los niños quisieron una cara feliz.
En los próximos días observaremos lo que sucede con estas pequeñas judías.

Para terminar, salimos al jardín y los niños plantaron plantas de fresas en el pequeño huerto de la escuela, que nos servirán para otras actividades posteriores, siempre manteniendo el sentido de relación y conexión entre todos y de todo. ¡Hasta encontramos una lombriz gigante!

Junto con la inteligencia naturalista, en esta sesión se han trabajado otras inteligencias como son la interpersonal y la lingüística. Incluso habilidades para la vida como son la paciencia, el cuidado de los demás, la responsabilidad, la conexión, y conocer un poco mejor nuestro mundo interior sacando fuera nuestras emociones (siempre de manera natural e intuitiva a través de nuestros pequeñas judías).

Desde este primer encuentro, ya se han podido observar los diferentes enfoques: había niños más interesados en los hechos científicos de la naturaleza, y  niños más interesados en la parte interpersonal del encuentro.

Actividades para estimular la Inteligencia Naturalistica: (Extraído de Orientación Andujar)

1. Reconocimiento de patrones arquetípicos: descubrir las repeticiones, patrones estandarizados y diseños de la naturaleza de todo el universo.
2. Cuidado de las plantas y los animales: realizar proyectos que incluyan el cuidado, tratamiento de la animales, insectos, plantas u otros organismos.
3. Prácticas de conservación: participar en proyectos de cuidado y preservación del medio ambiente.
4. Reacciones (feedback) del medio ambiente: comprender y adaptarse al medio y sus reacciones naturales.
5. Laboratorios naturales: crear experimentos o actividades en los cuales se empleen objetos del mundo natural.
6. Encuentros con la naturaleza-trabajos de campo: ir fuera para poder experimentar con la naturaleza o traer la naturaleza al aula a través de vídeos, objetos, animales, plantas…
7. Observación de la naturaleza: participar en actividades de observación como por ejemplo actividades geológicas, exploraciones, guardar diarios de naturaleza…
8. Simulaciones del mundo natural: recrear o representar la naturaleza con formas (dioramas, montajes, fotografías, dibujos…)
9. Clasificación de las especies: trabajar con matrices de
clasificación para comprender las características de los objetos naturales.
10. Ejercicios de estimulación sensorial: exponer los sentidos a los sonidos de la naturaleza, olores, gustos, texturas y cosas visibles.

5 thoughts on “LABORATORIO INTELIGENCIAS MÚLTIPLES. PRIMER ENCUENTRO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *